Mi Sol

Bravío mar de fuego
centellante luz que riges mi vida
dame la sabiduría eterna de tu calor
para brillar y no palidecer el alma,
tu energía corría por mis venas
hasta que llego el cruel ocaso
bañando el cielo con un manto turbio
con un presagio de soledad,
oscuridad perpetua habita en mi mente
como un suplicio estado de coma
no encuentro la salida del eclipse
que provoco tu ausencia inmortal,
por favor… retorna pronto
me desfiguro y pierdo el juicio
necesito saciarme, fundirme en ti
para no sentirme tal solo…otra noche mas.


1 Espectros :

Anita dijo...

Gus, muy buena tu página, creo q ya te lo había dicho.
Respecto al comentario sobre el cumple del laucha, no le has errado. Hace muy poquito q lo conozco pero coincido en lo q decís, amigos como él quedan muy poco, conservalo!!!
Yo me pregunto, q haces q no publicas tus poemas en un libro???? No sabía q tenias oculta esa parte de Neruda. MUY BUENOS!!!!
Besos y segui adelante con tu página.
Anita